El Gobierno de Venezuela expuso sus logros en la lucha contra la Delincuencia Organizada Transnacional y el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas en la Reunión de Alto Nivel de la Organización de las Naciones Unidas, que se desarrolló en la ciudad de Nueva York, Estados Unidos, los días 22 y 23 de noviembre.

En dos mesas de trabajo, los Estados comprometidos evaluaron el “Plan de Acción Mundial contra la Trata de Personas”, entre ellos nuestro país, representado por el Jefe de la Oficina Nacional Contra la Delincuencia Organizada y Financiamiento al Terrorismo (Oncdoft), Contralmirante Joel Mena Sorett, quien destacó el esfuerzo continuo de las autoridades venezolanas ante tal crimen que vulnera directamente los derechos humanos.

“La mercantilización de las personas constituye un crimen de lesa humanidad que es condenado por el Estado venezolano, tipificado en nuestra Carta Magna; y como parte del compromiso contra este delito aprobó este año el Plan Nacional Contra la Trata de Personas 2021-2025 y el Consejo Nacional Contra la Trata de Personas”, precisó.

Acotó Mena Sorett que el Plan de Acción Mundial constituye un esfuerzo coordinado de la comunidad internacional para promover la ratificación universal de la Convención de las Nacionales Unidas contra la Delincuencia Organizada Transnacional y el Protocolo para Prevenir, Reprimir y Sancionar la Trata de Personas, especialmente mujeres y niños.

El Jefe de la Oncdoft explicó que “Venezuela comparte 2.219 kilómetros limítrofes con Colombia y su gobierno ataca a Venezuela, protege criminales y es incapaz de controlar sus fronteras”, agregó.

El Contralmirante manifestó que el Estado Venezolano mantiene el combate directo y permanente contra las mafias criminales de trata de personas, y enfatizó que algunos Estados deben actuar con coherencia política y moral, dejando de inducir la desestabilización política y económica, las invasiones y las guerras en Estados soberanos, con base en intereses geopolíticos, para luego no tener que lamentar las dramáticas consecuencias que hoy en varias regiones del mundo están presentes, como es el incremento en los índices de trata de personas.

Es importante recordar que los Estados en el desarrollo de las libertades y el bienestar humano en la cumbre Mundial del año 2005, se comprometieron a señalar la trata de personas como un problema grave para la humanidad, que requiere una respuesta internacional concertada, instando a todos los Estados a elaborar y aplicar medidas eficaces para combatir y eliminar todas las formas de trata de personas y reforzar las acciones existentes a fin de acabar con la demanda y proteger a las víctimas

R: Oncdoft