El 1º de noviembre el Gobierno Bolivariano pondrá en funcionamiento el semáforo por la salud, sistema impulsado por el Ejecutivo nacional, con el objetivo de evitar la propagación del COVID-19 en establecimientos y lugares comerciales.

Así lo informó, el presidente Nicolás Maduro, desde el Palacio de Miraflores, en el balance de la lucha contra el COVID-19, al destacar que a partir del 1º de noviembre y hasta el 31 de diciembre Venezuela entra en una flexibilización “laboral, social y comercial, que nos va permitir avanzar en reducir la curva de contagios”.

En este sentido, resaltó que esta semana se realizaron las pruebas de este sistema “que vamos a poner en funcionamiento y que permitió confirmar que el 55 por ciento de las personas que ingresaron a los restaurantes se encuentran vacunadas”.

Por su parte Delcy Rodríguez, vicepresidenta Ejecutiva de la República, calificó como “positiva” la receptividad de este sistema y “ya se han autorizado 163 representantes de distintos sectores comerciales, principalmente en los restaurantes”.

Asimismo, afirmó que se ha realizado un plan piloto y ya se han habilitado 133 porteros (persona en la entrada del establecimiento), habilitados por la plataforma Patria, “que cuentan en sus teléfonos con los QR para leer la información y aplicar el sistema”.

Asimismo, destacó que se encuentra en fase de análisis la incorporación de este sistema en universidades y cualquier establecimiento que concentre grandes cantidades de personas.

Es importante recordar, que este sistema permitirá detectar a través del color rojo “a las personas que tienen PCR positiva en los últimos 21 días; la luz verde son las personas que no están contagiadas y están vacunadas; y el color amarillo personas que no están vacunadas o no han registrado en la plataforma Patria que han sido vacunadas”, subrayó Rodríguez.

Prensa Presidencial / Joelin Jiménez