El presidente de la República Bolivariana de Venezuela, Nicolás Maduro Moros, ratificó una serie de medidas económicas con la premisa de proteger al pueblo venezolano en medio de la nueva ola de contagios ocasionada por las variantes brasileras P.1 y P.2 de la COVID-19.

El objetivo principal de estas disposiciones apunta a  favorecer a la clase obrera, pequeños y medianos productores, comerciantes y al sector industrial del país. Conozca a continuación de que se tratan:

 

Se extiende hasta el mes de septiembre la prohibición de ejecutar garantías de créditos.

Queda prohibida la reclasificación del riesgo crediticio.

Para la protección de la familia y comerciantes se prohíbe el desalojo forzoso de comercios y viviendas unifamiliares.

Las nuevas micro empresas y pequeñas empresas quedan exentas del pago de tasas en el Servicio Autónomo de Registros y Notarías (Saren) ni registro mercantil durante el año 2021.

Se absuelven del pago del Impuesto sobre la Renta (ISLR) a nuevas micro empresas y pequeñas empresas por los ingresos obtenidos hasta el 31de diciembre, las mismas deberán cumplir los requisitos establecidos por el ente rector en el área.

Se retoma el bono de apoyo solidario “Quédate en Casa” para 2 millones 100 mil  trabajadores y trabajadoras de las empresas privadas.

Para los trabajadores autónomos se aprobó el bono “Cuarentena Radical”, este llagará a 4 millones de venezolanos registrados en el Sistema Patria desde el mes de abril.

Los anuncios fueron realizados por el Jefe de Estado al ofrecer un balance de las Misiones Educativas desde el Palacio de Miraflores, en Caracas.

 

Prensa Presidencial / Eduardo Hueck