En una comunicación dirigida al secretario general de la Organización de Naciones Unidas (ONU), António Guterres, Venezuela solicitó su mediación ante Colombia para establecer un canal de comunicación permanente ante la presencia de grupos armados irregulares en la frontera común.

El anuncio lo realizó el vicepresidente de Soberanía Política, Seguridad y Paz, Vladimir Padrino López, quien destacó la necesidad de “tratar estos importantes, asuntos binacionales”, dado que la operación de organizaciones delincuenciales socava la seguridad y el bienestar de las poblaciones civiles residentes en la frontera.

“Le hacemos un respetuoso llamado al secretario de las Naciones Unidas para que interponga sus buenos oficios ante el gobierno de Colombia a fin de establecer un canal de comunicación directa y permanente entre las autoridades competentes para resolver los asuntos relacionados con las fronteras y para lograr que ambas naciones convivan en paz como buenos vecinos, tal como lo establece la Carta de las Naciones Unidas”, detalló Padrino López en lectura del documento rubricado por el canciller de la República, Jorge Arreaza.

Esta gestión diplomática comprende además el envío de comunicaciones al Servicio de las Naciones Unidas de Actividades relativas a las Minas (UNMAS) y al Consejo de Seguridad de la ONU, de acuerdo con la instrucción del presidente de la República, Nicolás Maduro.

Padrino López puntualizó que, a propósito de la reunión trimestral del Consejo de Seguridad, Venezuela sugirió se “resuelva investigar las actividades de grupos armados colombianos que desde ese país ejercen ataques armados contra el territorio y la población venezolana, así como los daños provocados por el recrudecimiento de la guerra interna”.

De igual modo, abogó por los buenos oficios del Consejo de Seguridad para “circular esta comunicación entre los Estados miembros para su debida información y que sea emitida como un documento oficial de dicho órgano”.

Este domingo, el presidente de la República, Nicolás Maduro, autorizó el envío de una comunicación a la ONU a fin de solicitar sus conocimientos imparciales para la desactivación de minas antipersonales instaladas en zonas de conflicto.

“Nuestros ingenieros de combate tienen la capacidad, tiene la experticia, tienen la preparación, pero queremos y solicitamos a las Naciones Unidas mayor interacción con ellos para asegurar bien los procedimientos actuales, vigentes y enfrentar esta nueva realidad, producto de la desbandada que ha ocurrido en Colombia contra Venezuela”, subrayó.

Venezuela fue declarada territorio libre de minas terrestres el 27 de mayo de 2013, sin embargo, “ahora Colombia quiere exportar sus minas”, apuntó Padrino López.

Prensa Presidencial / Karelis González