La República Bolivariana de Venezuela y su Gobierno Bolivariano, liderado por el presidente Nicolás Maduro, celebran la aprobación por parte del Consejo de Derechos Humanos (DDHH) de la Organización de las Naciones Unidas (ONU), de la resolución sobre el impacto negativo de las sanciones coercitivas en el disfrute de los DDHH del pueblo venezolano.

“Celebramos la aprobación por parte del Consejo de DDHH de la ONU, de la resolución sobre el impacto negativo de las sanciones coercitivas en el disfrute de los DDHH de nuestro pueblo. Es innegable el daño criminal contra la vida de los venezolanos y las naciones libres del mundo”, escribió el Jefe de Estado venezolano, en su cuenta de la red social de Twitter @NicolasMaduro.

Estas sanciones coercitivas se han traducido por años en acciones unilaterales, arbitrarias e ilegales impuestas por la administración de Estados Unidos contra Venezuela y las mismas han derivado en el bloqueo económico, comercial y financiero en menoscabo de los derechos humanos de la población venezolana.

Esta resolución se aprobó con 30 votos a favor, 15 en contra y 2 abstenciones, en un contexto reciente en el que expertos en Derechos Humanos de la Organización de Naciones Unidas denunciaron a Estados Unidos por su uso de medidas coercitivas unilaterales contra Venezuela y otras naciones.

Más temprano, el canciller venezolano, Jorge Arreaza, al referirse acerca de esta aprobación, indicó: “Es tan obvio su impacto, que por ética elemental, los países que votaron en contra deberían perder su asiento en  el Consejo”.

Recordó el Canciller que “Venezuela ha abogado para que los principios de no injerencia, objetividad y diálogo se impongan por encima de las presiones imperiales”.

Prensa Presidencial / Anaís Pérez